Hotspot

Solís (Maldonado)

Solís (Maldonado)

Viajar a este pueblo constituye una buena forma de conocer el sentido clásico de los balnearios uruguayos. Sin grandes estridencias, es un destino tradicionalmente familiar y esto queda claro en su arquitectura, que es mayormente residencial, sin grandes edificaciones. Su gran particularidad es que combina la playa sobre el Río de la Plata con la costa sobre el arroyo Solís Grande. Esta doble condición lo hace perfecto para la pesca deportiva y la práctica de deportes náuticos, en especial sobre el arroyo.

Piriápolis (Maldonado)

Piriápolis (Maldonado)

Aún hoy Piriápolis sigue estando marcada por la fuerte impronta que dejó su fundador, Francisco Piria, en esta ciudad auténticamente balnearia. El Argentino Hotel, el castillo de Piria, y otra larga serie de construcciones entre las que se destaca el castillo Pittamiglio, dan cuenta de un pasado de esplendor de una ciudad que fue creada siguiendo los patrones de los balnearios europeos. Por tanto, este es un destino que no se limita al disfrute de la playa, ya que los circuitos históricos y los paseos por los cerros que rodean la ciudad lo transforman en un lugar perfecto para turistas inquietos.

Punta Colorada (Maldonado)

Punta Colorada (Maldonado)

Este balneario es un placer para la vista y una fuente inagotable de hermosas postales. Esto se debe en buena medida a la altura que gana el balneario en su punto medio –sobre la calle Central– y otro tanto a esa perfecta conjunción de roca y mar (técnicamente, aún es el Río de la Plata el que baña sus orillas). La arena de sus playas es gruesa, el público es mayormente familiar, y en verano es un destino muy concurrido, ya que quienes visitan Piriápolis y sus alrededores eligen frecuentar su costa.

Punta Ballena (Maldonado)

Punta Ballena (Maldonado)

Muchos opinan que desde la ladera oeste de esta península se puede ver el mejor atardecer de la costa uruguaya. La verdad es que son pocos los que lo discuten. Entre las construcciones en terraza que se dibujan por su pendiente, reina la mítica Casapueblo, una obra arquitectónica y artística construida por el pintor y escultor Carlos Páez Vilaró. Es el punto más visitado del lugar, y en esta, su casa-taller, aún se celebra, cada tarde, la ceremonia de la caída del sol. Al pie de Punta Ballena se puede disfrutar de pequeñas playas, y siempre es una tentación pasear entre las rocas. En la ladera este se encuentran Las Grutas, donde aún quedan vestigios de las piscinas que se habían excavado en la piedra.

Punta del Este (Maldonado)

Punta del Este (Maldonado)

En este punto geográfico es donde termina el Río de la Plata y comienza el océano Atlántico. La verdad es que Punta del Este tiene la posibilidad de serlo todo al mismo tiempo. Puede ser un destino familiar cuyo principal escenario son sus extensas playas (hay realmente muchas y para todos los gustos). Pero también puede ser un destino de entretenimiento, con noches de música que terminan bien entrada la mañana y en donde se dan cita personajes famosos, de la región e internacionales. Además de hoteles de gran nivel y casinos, la ciudad tiene una vasta selección de restaurantes, muchos de los cuales se encuentran entre los mejores de Uruguay.

José Ignacio (Maldonado)

José Ignacio (Maldonado)

A medida que Punta del Este fue creciendo hubo quienes buscaron la calma más hacia el este. Así fue como este humilde pueblo de pescadores y casas bajas fue transformándose en el rincón más exclusivo de la costa de Uruguay. Aquí se encuentran restaurantes de primer nivel, tiendas de diseño y estrellas de Hollywood. Pero lo más importante es que José Ignacio no ha perdido su esencia. La arquitectura desborda de buen gusto e ingenio pero no ha atentado contra el paisaje y la calma del lugar.

La Paloma (Rocha)

La Paloma (Rocha)

Este es el balneario más grande de la costa de Rocha. Sin embargo, en los últimos años ha cambiado su perfil. Porque si bien hace una década era el epicentro de la movida de los más jóvenes, con el tiempo este público se fue adentrando en el este, dándole a La Paloma un perfil más familiar. Sin embargo, sigue teniendo los grandes atractivos de un gran centro turístico y no faltan los paradores en los que disfrutar de largas jornadas de playa. La Balconada es el lugar más tradicional y un punto de encuentro ineludible a la tarde.

La Pedrera (Rocha)

La Pedrera (Rocha)

Cuando el público más joven descubrió este balneario, se pensó que el espíritu bohemio de este pequeño pueblo iba a desaparecer. Sin dudas, La Pedrera no es el secreto mejor guardado de Rocha, sino que se ha convertido en un destino multitudinario en el que la vida transcurre entre largos días de playa y paseos por la pintoresca calle principal, donde se mezclan restaurantes con pequeños bares improvisados. Si bien La Pedrera es un destino bullicioso todo el verano, la gran fiesta del lugar es el carnaval (se celebra en febrero), que tiene la particularidad de que la protagonista es la gente que desfila y baila por la calle principal del pueblo. Se trata de una de las fiestas de carnaval más populares del país y convoca turistas de toda la región.

Cabo Polonio (Rocha)

Cabo Polonio (Rocha)

Quizás el hecho de tener que atravesar un océano de dunas para llegar hasta el pueblo es lo que contribuya al aire mítico que tiene Cabo Polonio. Pero si el llegar es una aventura, la sorpresa se transforma en mayúscula cuando se toca el pueblo, un lugar de veras desenchufado del mundo. No hay energía eléctrica ni autos, y el ánimo general es muy slow. Esto sumado a las arenas blancas, las rocas, el viejo faro y una colonia de lobos marinos que se encuentra en la costa hacen del lugar un destino mágico, y quien lo conoce suele regresar. Con los años ha mejorado la infraestructura turística, por lo que en temporada alta (a partir de diciembre y hasta finales de febrero) abren restaurantes y pequeñas posadas en las que quedarse. Para quien desee descubrirlo, se organizan visitas por el día; sin embargo, la forma de disfrutar de Cabo Polonio al máximo es alquilando alguno de los ranchos y viviendo la experiencia de estar desconectado.

Punta del Diablo (Rocha)

Punta del Diablo (Rocha)

Otro pueblo de pescadores que con el tiempo se transformó en un balneario especialmente indicado para los más jóvenes. A partir de diciembre este público se apodera del tranquilo balneario, el cual se disfruta a todas horas: durante el día, haciendo surf en la playa o pescando; a la noche, sumergiéndose en largas sesiones de música. La comunidad de pescadores sigue siendo el corazón de Punta del Diablo y la prueba está en que la playa en la que descansan sus barcos es el lugar perfecto para ir a comprar pescado fresco cada jornada. Hacia el oeste se encuentra la playa de La Viuda, el sector más residencial, donde suelen alojarse quienes buscan paz y tranquilidad. Lo cierto es que Punta del Diablo es un destino recomendable tanto para quienes disfrutan de los días al sol, como para aquellos que viven de noche.