Paysandú

Con el paso del tiempo este departamento ha diversificado su oferta turística, tradicionalmente asociada a la termas. El Río Queguay ha incorporando servicios turísticos vinculados al turismo aventura y el cabotaje. La capital sanducera tiene además un tour histórico muy recomendable vinculado al sitio que sufrió la ciudad en 1864.
Termas de Guaviyú

Termas de Guaviyú

Las termas de Guaviyú son una alternativa de agua dulce que surge a 39 ºC. El complejo, Ubicado en la ruta 3, kilómetro 431,5, cuenta con piscinas circulares –de diferentes profundidades y temperaturas– para baños al aire libre y otras con chorros para hidromasajes, con agua directa de la fuente. Además, posee un área de piscinas cerradas y jacuzzi. En el predio hay un amplio espacio de camping. Dirección: ruta 3, km 431,5. Teléfono: 4755 2023.

Termas del Almirón

Termas del Almirón

Tienen el privilegio de ser las únicas de agua salada existentes en el país, con extraordinarias propiedades terapéuticas (sulfatos, cloruros, calcio y magnesio). El agua es incolora y su sabor salado es apropiado para el uso medicinal. Dirección: ruta 90, km 85,5. Teléfono: 4740 2203.

Casa Blanca

Casa Blanca

A 11 kilómetros de la ciudad se halla Casa Blanca, pueblo que mantiene la tranquilidad de un lugar abierto al río Uruguay, y en el que el tiempo parece haberse detenido. Existe la posibilidad de realizar visitas guiadas por el pueblo, lo que puede coordinarse por teléfono (4722 6220). Uno de sus principales atractivos es la capilla, que data del siglo XIX. También se organizan cabalgatas.

Montes del Queguay

Montes del Queguay

Los montes del Queguay constituyen un área protegida. Esta clasificación implica que los recursos naturales que allí se encuentran deben ser cuidados y aprovechados. En ese lugar se unen los ríos Queguay Grande y Chico. La zona se extiende en unas 20 mil hectáreas, donde conviven diferentes paisajes. De hecho, se pueden encontrar desde lagunas y bañados, hasta montes ribereños naturales, sierras bálticas y bosques. También hay arbustales, cerritos y pajonales. Estos montes, propuestos para integrar el Sistema Nacional de Áreas Protegidas en 2006, fueron una de las últimas moradas de los indios charrúas y allí también vivió la paraguaya Melchora Cuenca, quien fue la esposa del prócer nacional José Gervasio Artigas. Hoy los montes conforman una zona de bosques y cuevas, con flora y fauna autóctona. Se trata de un área especialmente adecuada para actividades como el senderismo, el ecoturismo o el canotaje por las aguas del río Queguay. Además, el lugar es atractivo para ser transitado a pie, a caballo o en bicicleta. Estos paseos aseguran el disfrute de la naturaleza y el aire fresco.
(www.guichon.com.uy)